Descubre mis libros

Una fábula lúcida y divertida que enseña de manera muy sencilla las claves del budismo para nuestra vida cotidiana. Tras advertir que los seres humanos siguen sufriendo pese a todos los avances y comodidades de la vida moderna, Buda decide regresar a la Tierra dos milenios y medio después. Lo hará encarnado en Sid, un joven taxista que se dedica a resolver los problemas que le cuentan los pasajeros. Mientras los conduce por la ciudad, Buda enseñará a sus clientes a desapegarse de todo lo que les hace sufrir: relaciones de dependencia, miedos, ansiedad, falta de comunicación, preocupaciones ¡Sube al taxi de Siddharta y descubrirás cómo liberarte de los problemas cotidianos para empezar a vivir con plenitud!

¿Por qué fracasamos en las relaciones? Descubrirse a uno mismo y a los demás es el mayor desafío que tenemos en la vida, pero el buen viajero del alma encuentra siempre un camino hacia los otros y hacia sí mismo. Esta fábula es la historia de una misteriosa búsqueda que contiene la clave del amor y la felicidad, así como de la comunicación clara y limpia. ¿Estás preparado para el viaje? Emprender la búsqueda del caracol dorado, sin planes ni mapas, es ciertamente una aventura, pero ¿qué sería de la vida sin esa aventura? UN LIBRO IMPRESCINDIBLE PARA APRENDER A SEGUIR LA BRÚJULA DEL CORAZÓN

Imagina que tu existencia terminara de forma accidental ahora mismo y que pudieras ver en una película todo lo que has vivido. ¿Cómo te gustaría que fuera la película de tu vida? ¿Te has parado a pensar alguna vez en los momentos en que has sido más feliz? ¿Crees que has cumplido todos tus sueños?¿Has tenido la existencia que en verdad deseabas? Y lo que es más importante: si te vieras obligado a abandonar ahora mismo esta vida, ¿qué tres cosas fundamentales te quedarían por hacer? Esta emotiva y reveladora fábula constituye una guía para aquellos navegantes que buscan su propio camino hacia la realización, pues, como dice uno de los personajes de la obra, “Si no sabes dónde vas, puedes acabar en cualquier parte”. Felizmente, para todos hay un antes y un después de leer este libro